9 de agosto de 2013

Desde nuestra ventana




Muchas personas tienen la costumbre cuando se van de viaje o de vacaciones, de retratar las vistas que tienen desde las distintas ventanas de los lugares que van visitando.
“Esto es lo que se veía desde la ventana del hotel, del departamento…” es una frase que escuchamos  a  menudo cuando alguien nos muestra las fotos de sus vacaciones.  
No queríamos ser menos y se nos ocurrió inaugurar esta sección en el blog contando las distintas vistas que tenemos desde las ventanas de nuestra casita.
Si bien hay varias ventanas, cada una con su vista diferente, para empezar elegí  ésta. La de los juegos de la Granja Tía Nora.
Y por supuesto que esta vista me lleva a hablarle directamente a ese peque hermoso de campera roja que está ahí subido a los juegos.
Estoy sentada a la mesa. Es de tarde, ya hemos jugado a varias cosas y de repente me decís: “yo ya vengo, voy a los juegos”. Entonces aprovecho y me pongo en la compu a leer cosas pendientes.
De repente levanto los ojos y te veo jugando con otros chicos. Solo, con tus tiempos y con tus palabras te hiciste un amigo. No hay nada más lindo que ver a un hijo disfrutar jugando, inventando historias, haciendo hablar a los muñecos…
Ahí te veo que venís corriendo a contarme algo. “Mamá me hice un amiguito, me voy a jugar!!!”. Y me encanta escuchar estas palabras, verte la carita con esa sonrisa que no entra de tan grande! Después pienso que este es un signo de estar creciendo, de estar buscando tu lugar, tu forma de ser. Quizás hace un tiempito me necesitabas como interlocutora pero a medida que pasa el tiempo, te vas independizando. Esto me pone muy feliz y orgullosa. No me gustan las etiquetas pero a veces las palabras salen y una se arrepiente después de haberlas dicho, “es tímido”, “tiene vergüenza”. No sé por qué las madres tendemos a etiquetar a nuestros hijos, muchas veces en simples charlas de plaza, “ah no, mi hijo es muy sociable”, “mi hijo es muy independiente”, “al mio le cuesta un poquito”.  Si nos ponemos a pensar nosotros mismos no somos los mismos en los distintos lugares que seguramente frecuentamos. Habrá lugares donde nos sentimos más a gusto y charlamos por demás y habrá otros donde pasamos por tímidos!
Por eso hijo, agradezco que vos sólo con tus actitudes me has enseñado que cada uno tiene sus tiempos y necesidades, y que eso de las etiquetas me lo guardo para la ropa!
Parece que los juegos han terminado porque acá venís otra vez corriendo, los cachetes colorados y los pelos transpirados. “Má, se fueron los nenes, vamo´ a ver unos videítos?” y ese tono sanjuanino que te sale que se te mezcla con el porteño y bueno, no me queda otra que terminar este post y comerte la carita a besos. Aunque como ya estas más independiente y grande, ya tanto no te gustan mis besos. Y bueno… pero en eso me cuesta respetarte!  Je je.

29 de julio de 2013

Días de rodaje

Después de alargar un poco los días de filmación, finalmente podemos decir que terminó el rodaje… ¿Podemos? Creemos que si, aunque vayamos a dar una vuelta en el auto y nos llevemos la cámara y paremos a filmar un paisaje, un atardecer, unos caballos, unos pájaros.
Fueron más de 3 semanas de trabajo muy intenso. Todos pusimos todas nuestras energías para que todo salga lo mejor posible. Tanto que terminamos todos enfermos y costó un poco la recuperación. Tuvimos días de sol, días nublados, días de zonda y días de mucho, mucho frío. Fueron días intensos, con muchas emociones, con imprevistos pero la verdad que estamos muy contentos con los resultados.

Ahora se nos viene otra etapa, seguramente mucho más larga, que es la de visualizar y comenzar a imaginar cómo quedará la película. Un trabajo largo pero atrapante. Comienza la hora de la verdad!  Aquellas hojas que escribimos con forma de guión ya quedaron tiradas por ahí. Ahora ya tenemos imágenes y sonidos para empezar a jugar. Un juego serio y creativo pero no deja de ser un juego!.















6 de julio de 2013

Llegada a San Juan y pre-producción del docu!

San Juan viene siendo nuestro destino desde hace varios años y esta vez no podía ser de otra manera.
A la alegría de ver amigos queridos y compartir tardes de interminable sol, se le suma la satisfacción de saber que vamos a realizar nuestro primer largo documental. Cada uno de nosotros por separado ya ha tenido su  experiencia de realización de un largometraje pero desde que creamos De Tierras y de Utopías juntos,  este será el primero, ya que nuestros trabajos anteriores fueron más cortos.
Y  también por primera vez tenemos el apoyo del INCAA.
Ya hace una semana que estamos en la provincia y hemos estado a full con la pre-producción del docu y la búsqueda de alojamiento con la casita rodante. 
Estamos parando en un lugar hermoso en Albardón, departamento donde se filmarán varias partes del documental. Por este mes la granja Tía Nora será nuestro hogar. Allí estamos con la casita entre árboles, huertas y animales. Nos acompañan el canto de los pájaros, el sonido de los patos  y de repente el mugido de la vaca o el balido de alguna que otra cabra. Seguramente será una linda experiencia nuestra estadía en este lugar, sobre todo para Tahi que le encantan los animales e ir descubriendo sus costumbres.  

Para el rodaje del documental ya está todo preparado. La ansiedad y nervios comienzan a ocupar sus lugares dentro nuestro pero con mucho orgullo podemos decir que HAY EQUIPO! Sólo tenemos que poner primera y arrancar!!


26 de abril de 2013

¡Se viene el próximo documental!



Amigos! Si bien teníamos un poco abandonado este blog, queremos retomarlo con una muy buena noticia:
Hemos obtenido el interés del INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) para la realización de nuestro próximo documental en la provincia de San Juan “Vientos de Albardón”. Este es un proyecto en el cual venimos trabajando desde hace más de 2 años y la verdad que estamos muy contentos de que finalmente se pueda llegar a concretar.
Estamos armando el equipo técnico pero ya podemos decir que tenemos productora. Y que productora! Nuestra amiga Betty Puga con la cual hace tiempo que teníamos ganas de trabajar juntos.
En estos momentos nos encontramos en Buenos Aires terminando de arreglar algunas cosas y próximamente salimos nuevamente hacia San Juan para re-encontrarnos con nuestros amigos y comenzar el rodaje de la peli.

7 de enero de 2013

De Rodaje y de nuevos amigos


La preparación del rodaje del nuevo documental con el pueblo huarpe la hicimos parando en la casa de la Familia Videla. Los conocimos en lo de Nardo Morales, en el cumpleaños de doña Juana. Ese día charlamos mucho, les contamos de la idea del documental y se engancharon. Nos ofrecieron parar con la casita rodante en su casa, así que luego del viaje a Buenos Aires volvimos a San Juan y nos fuimos para lo de los Videla.
Con ellos pasamos unos días bárbaros. Son una familia numerosa así que Mari es una experta en cocinar para muchas personas. Una mujer increíble, siempre haciendo todo con ganas, con energía, con distintas ideas para cocinar (a mi llega un momento que se me terminan!!!) y ofreciéndonos todo con mucho cariño. Nos hemos sentido como en casa.
Junto con ellos organizamos el rodaje para el documental que aún no tiene nombre. Eran 3 días en el desierto profundo donde no hay ni luz, ni agua. Así que como teníamos que cargar baterías y pilas y bajar información a la compu llevamos un generador. Joaquín ofreció su camión y ahí metimos todo. Tanques con agua potable, comida, ollas, colchones. Lo necesario para pasarla bien. Fue una super producción!
La idea del documental es contar las leyendas e historias que se transmiten de forma oral en una familia del pueblo huarpe. Esa cultura que va pasando de generación en generación y que no se encuentra en los libros sino que es historia viva. Es lo que a algunos científicos todavía les cuesta entender, que no todo está en documentos escritos sino que la existencia de los pueblos originarios tiene que ver más con la cuestión vivida, con lo transmitido por los abuelos, por los ancianos y no por el valor que pueda tener una palabra escrita en un documento antiguo.
Para esto realizamos este viaje al desierto sanjuanino con los adultos y los jóvenes de la comunidad Sawa.  Fue un viaje en la huella de más de 30 kilómetros donde no faltaron los momentos de suspenso, sobre todo cuando no sabíamos si el camión iba a poder pasar la zona de dunas. Por suerte poniendo ramas y palos en todo el camino y con el gran conductor Joaquín al volante seguimos adelante. Llegamos hasta donde terminaba el camino, un poco más allá el río. Así que ahí mismo se armó el campamento. Un campamento bárbaro, con sombra para las mesas, más allá la fogata… a rodar se ha dicho!
Se contaron muchas historias de aparecidos, de sombras, de luces, la que más llamó la atención a los jóvenes fueron las historias acerca del “pozo verde”. Un ojo de mar en pleno desierto, de él se desconoce su profundidad y se suele decir que quien se mete, no sale. Por supuesto que nadie se animó a meterse pero si pudimos conocer los temores que tiene la gente gracias a los aportes de los lugareños que también se sumaron a los fogones durante las noches que pasamos allí.
El pueblo huarpe ha hecho de este desierto su hogar, ha aprendido a sobrevivir a pesar de las adversidades del clima y ya forma parte de su cultura. Y eso es lo que ojala podamos transmitir con este documental.Volvimos a la ciudad con una sonrisa en nuestras caras, imágenes en nuestra cámara, sonidos en nuestro grabador y tierra y más tierra en nuestras existencias.