19 de abril de 2014

Nuestro Parto


El pasado 24 de marzo Inti cumplió 6 meses. Mi idea era que este relato estuviera listo para esa fecha pero no pude. Igualmente escribo hoy lo que hubiera escrito ese día.

24 de marzo, 6 meses de vida en este loco mundo, hija; 6 meses de puro amor, de maravillarnos en los gestos, en las miradas, 6 meses de gozo, de lágrimas, 6 meses con el corazón abierto de tanto galopar.
24 de marzo, 38 años del comienzo de un genocidio loco, hija; del comienzo del terror, la desconfianza, la masacre, el horror. Hay que recordar para no olvidar, hay que recordar para que no pase nunca más.
Hay muchas formas de cambiar el mundo o al menos muchas ideas de cómo cambiarlas. Aquellos jóvenes tenían las suyas. Hoy, muchos dicen que para cambiar el mundo tenemos que cambiar la forma de nacer. No sabemos si será verdad pero nosotros por las dudas pusimos nuestro granito de arena.

A 6 meses de tu nacimiento dejo el relato de tu llegada a nuestras vidas. Para no olvidar, quizás algo cambie….

¡El parto fue nuestro!

La decisión de tener un parto en casa la tomamos con Javi una vez embarazados, pero la idea venia rondando en mi cabeza hacía bastante tiempo. A partir de empezar a leer libros, artículos, blogs, comentarios, experiencias, la idea fue pasando de mi cabeza a sentirla en mi cuerpo y llego un momento que no podía imaginarme este parto de otra manera. La seguridad estaba en casa junto a mi compañero, junto a nuestro hijo, junto a nuestras cosas. Y también por supuesto junto al equipo de parteros quienes apenas los conocimos pasaron a formar parte de nuestros afectos.
El equipo fue el de “Parir en casa” y fue así, conocer a Fran y a Vendi primero, después a Dani y a Naty, nos hizo terminar de decidirnos. Parto en casa!!!  Y … con ellos.  Los 4 son esas personas que cuando uno las ve, siente que las conoce de toda la vida.
Mi fecha probable de parto era entre el 9 y el 12 de octubre si bien las señoras en la calle me decían que las nenas se adelantan, yo me sentía una mamá de octubre. Tahiel, nuestro primer hijo es del 29 de octubre así que Inti sería de los primeros días de octubre!
Pero el 23 de septiembre por la noche empecé a perder el tapón mucoso. Al otro día 24, era el cumple de Javi y teníamos pensado hacer un picnic en el parque Saavedra, ir a buscar la pelota de esferodinamia para el trabajo de parto (habíamos escuchado que ayudaba a relajar) y el caloventor que habíamos comprado para mantener la casa calentita los primeros días de Inti. Pero… uno planea y los hijos disponen!!!
Así fue que le digo a Javi, no será que Inti quiere nacer en tu cumple? No! Si falta un montón! Bueno, tipo 23 hs me acosté con Tahi a leer cuentos y se quedó dormido. Empezaron algunas contracciones más dolorosas y el tapón mucoso seguía saliendo, ahora también con sangre. Lo mismo me había pasado en el trabajo de parto con Tahi. Yo tendría que haberme dado cuenta que era el día!!! Pero como que pensaba…no, seguro que esto pasa. Por las dudas un poco más de las 12 le mandé mensaje a Fran. Estoy perdiendo el tapón y contracciones cada 15 min. Espero que pasen, le puse.  Fran nos contesto, buenísimo! Traten de descansar. Estamos para todo lo que necesiten. Así que Javi me dice, vamos a hacerle caso, acostémonos. Nos acostamos pero yo seguía con las contracciones cada 15 minutos, así que mucho no podía dormir. Pero me decía bueno… ya van a parar. Pero…no paraban…
A eso de las 3 de la mañana empezaron cada 10 minutos y más dolorosas. Me levante y me fui a la ducha. Javi se despertó y me dijo empecemos a controlar. Pero a ninguno se le ocurría llamar a los parteros!!!!  No podíamos creer todavía que ese fuera el día, si faltaba un montón. El chorro de la ducha directo sobre mi cintura me aliviaba un montón, me quedé un rato ahí tratando de relajarme. Inti me estaba avisando que había decidido nacer ese día y yo todavía no lo podía creer!!! Después volví a la cama. Y las contracciones seguían cada 10 minutos. Eran bastante dolorosas y ya me recordaban el trabajo de parto con Tahiel. No me acuerdo si ahí me fui al inodoro o ya empecé a llenar la bañadera. Javi seguía controlando el tiempo. De repente el dolor empezó a ser más fuerte, lo que era cada 10 minutos comenzó a acelerarse muchísimo. En cada contracción gritaba bastante, ni pensaba en que Tahi estaba durmiendo y me acuerdo que me decía a mi misma, ¿qué estoy haciendo? ¿Por que no me están poniendo la peri? ¿Cómo pude haber elegido parir en casa??? Je je. Pasaba la contracción y me decía, está todo bien, está todo bien. Inti se estaba haciendo notar, se abría camino y nadie podía impedirlo. Ahí me metí en la bañadera pero como que no sabía si meterme o dejar la ducha que me de en la cintura que me ayudaba bastante. Entonces Javi llamó a Fran. A todo esto Javi estaba super tranquilo o al menos eso era lo que a mi me demostraba. Habla con Fran y le dice cada cuanto eran las contracciones que a esa altura ya eran cada 7 u 8 minutos. Y corta. Y le digo, ¿no le dijiste que venga? No, le conté nada más.  Mejor, decile que venga! Serían alrededor de las 4.30 hs.
A partir de ese momento todo se precipito aún más. Creo que de 7 u 8 minutos pasaron directamente a cada 3 o 4 minutos. Cada contracción era más dolorosa y me parecía que no la iba a poder soportar, pero pasaban, pasaban como olas y Javi me avisaba, ahí está por venir la próxima. Hasta ahí el dolor era parecido al que había vivido en el parto con Tahiel pero de repente, sentí algo adentro mío que se abría, que hacía un crac como quebrándose  y me dije ah…no, esto es distinto. Esto era justamente lo que yo quería sentir, lo que aquella anestesia me había dormido en el parto de Tahiel, y ahí pensé esta chiquita sí que está haciendo fuerza, sí que se está haciendo su camino y nadie la para!  Y la verdad que me puse un poco nerviosa porque nuestra idea no había sido parir solos. Si bien siempre habíamos preguntado qué teníamos que hacer, no era lo que había imaginado.  Y ahí le pedi a Javi que lo llame a Fran a ver por donde estaban, que yo ya sentía la cabeza que me hacía fuerza!!!!
Al mismo tiempo me acordaba de las palabras de Dani, la partera, que nos había dicho si nace y nosotros no estamos es porque está todo bien, es porque no hubo ninguna dificultad, nada inconciente tampoco que te impida parir. Y evidentemente estaba todo bien.  Javi lo llama a Fran y me dice están cerca. Pero Inti no quería esperarlos. Yo lo miraba a Javi que seguía controlando el tiempo y no sé si con palabras o sólo con la mirada le decía, ya viene, ya viene, no lo puedo evitar! Y él si con palabras y también con sus ojos me miraba y me decía, tranquila, tranquila que está todo bien, estamos juntos. Para mi el pujo era algo que venía junto a la contracción sin pensarlo, totalmente involuntario, era como que ella iba haciendo fuerza sola, yo simplemente la acompañaba en ese vaiven.
Y a la próxima contracción sí sentí que su cabeza bajaba aún más. Atiné a incorporarme un poco porque no me sentía tranquila para que naciera en el agua, quizás si estaba acompañada por los parteros si, pero solos preferí que no, así que quede medio en cuclillas. Y… de repente escucho su llanto! Un llanto bajito y silencioso al mismo tiempo, pero avisando acá estoy! Soy yo! Su cabeza había salido!  Javi me dice, ahí está, ahí está. Y yo, agarrala, sacala, sacala!!! Y el que seguía con su paz, me dice, no espera, espera que vos la tenés que pujar. Ella tiene que salir sola. Yo sabía que tenía que esperar pero en ese momento no podía creer lo que estaba pasando. Tener su cabecita ahí, saber que ya estaba saliendo al mundo, fueron unos segundos que me parecieron eternos. El tiempo se detuvo mientras ella volvía a tomar fuerzas para su último envión. Yo pensaba no me vienen las ganas de pujar!  Pero a los segundos si! El alivio de ver todo su cuerpo deslizándose y Javi que la agarra y me la da! Tan hermosa, tan chiquita. Inti, nuestro sol, había nacido sola, había confiado en nosotros, en que íbamos a poder. Tenía una mezcla de felicidad absoluta y de nervios!!! Estábamos solos y pudimos parir a nuestra hija! Las palabras de Dani se hicieron reales. Si nace es que está todo bien. Y ahí estaba Inti que no lloraba o si lo hacía era apenitas. Muy tranquila. Divina. Enseguida la arropamos con toallas y Javi llamó a Fran para contarle que había nacido. El nos sugirió que nos moviéramos a nuestra pieza. Y despacito nos fuimos caminando hasta la cama y ahí me senté en la punta a ver si podía darle la teta pero Inti estaba muy tranquila, se ve que estaba más cansada que hambrienta así que me la deje bien cerquita mío dándole calorcito, piel con piel. Y Javi me avisa que Tahiel se había despertado así que lo fue a buscar para que conociera a su hermana. Y ahí si fue la felicidad completa, los 4 juntos, Tahi un dulce total acariciándome, preguntándome cómo estaba, queriendo ver a Inti sin poder salir de su asombro. Ya nació! Ya nació! Decía a cada rato.
Fran y Dani ya habían llegado, apenas llegamos a la cama estaba el mensajito de ellos que estaban abajo. Estuvieron divinos, Dani me hizo unos masajitos muy lindos en la espalda y me sostuvieron para que expulsara la placenta. Luego Javi con la ayuda de Fran cortaron el cordón y yo ya con menos dolor me pude acomodar bien en la cama con Inti bien cerquita. De a poco se fue prendiendo a la teta. Desayunamos tranqui, la pesamos y no teníamos mucho más para hacer, solo disfrutar y disfrutar. Habíamos podido tener el parto que imaginamos, mucho mejor que eso. ¿Qué más podíamos pedir? Nos sacamos muchas fotos y nos quedamos descansando los 4 en la cama grande, justo, justo como yo quería sin horarios, sin tener que separarnos, sin que nadie nos diga lo que teníamos que hacer. Los 4 solos para darnos solo amor.
Por eso cuando dicen que te van a enseñar como pujar… ninguna mujer necesita aprender a pujar, es un saber que tenemos más allá de nosotras mismas, nuestro cuerpo sabe y sobre todo, los bebes saben. Tenemos que dejarnos guiar por ellos, nada más simple que eso. Gracias Inti por saber guiarme, por no haberte desesperado, por confiar, por dejarte llevar. Gracias Tahiel por ser mi primer maestro en la maternidad, por dejarme aprender de vos, por ser mi guía, por ser como sos y gracias Javi por acompañarme en esta decisión, por tu calma, tu grandeza y tu amor.
Por supuesto que agradezco y recomiendo al equipo de Parir en Casa que siempre estuvieron y están en todos los momentos que los necesitamos. Gracias!  
http://parirencasa.blogspot.com.ar/

16 comentarios:

  1. Simplemente, precioso.
    Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene! Creo que al compartirlo esta bueno para que más mujeres sepan que se puede!!! Un beso grande!

      Eliminar
  2. Silvi, preciosa.... Hace poco hablaba con Ele sobre parir en casa.. Me hiciste llorar al leer tu relato... Sin dudas quiero esto para mi próximo parto. La lactancia me ayudó muchisimo a confiar en mi cuerpo, a hacerme más fuerte. Es algo que va mas allá de mí... La naturaleza es grandiosa.
    Cada día me convenzo más, sobre todo al leer los relatos de sus partos, tan íntimos y llenos de amor..
    ¡Felicidades nuevamente por la preciosura de hijos que tenés, y por la hermosa familia que formaste!
    Me nutriste el espíritu con tus palabras.
    Besos grandes grandes y nos vemos pronto.
    Gisele y Nina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gisele!!!! me alegra mucho que hayas encontrado ese poder en vos!!!! Seguramente tendras el parto que quieras para el proximo!!! Asi lo pense yo también!!! Te mando un beso grandote! Dale! Hay que juntarse!!!

      Eliminar
  3. Emociona hasta el llanto, la gran experiencia que tuvieron, donde los recuerdos y todo, estaran para siempre en la memoria de cada uno, a su manera.Sorprende el coraje y la voluntad..pero conociendote..aunque nadie lo pensó, y nos sorprendimos, luego que pasó, entendimos que" va con vos", con tu mirada del mundo y de la vida..Tal vez, la cultura de mi profesión y la especialidad, en mi caso..tardo en aggiornarse, a lo que desde siempre fue lo natural.Y este gran paso que dieron de volver a un parto, no a una enfermedad, me da pie a diferenciar los días, y lo 6 meses de un proyecto de vida y de amor contra el otro, que tambien está en la memoria, aunque no en la comprensión, porque es todo lo contrario y imposible de entender..Un padre, no puede dejar de conocer el orgullo, teniendo una hija como vos..Las palabras, se ausentan, siempre que uno las precisa..pero sabés que te quiero mucho, que te respeto y admiro..y que siempre estaré a tu lado, de la mejor manera, aúnque a veces no te comprenda..Ya la familia está formada, hermoso Tahiel e Inti y grande el esposo que elegiste...Creo que no dejaran de crecer, a pesar de las diferentes alternativas que la vida nos presenta, pero no dudo que continuaran luchando, tanto bajo el sol o
    aunque llueva.
    Los quiero
    jorge

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Gracias! Que te puedo decir? Gracias por habernos respetado y acompañado desde tu lugar una vez q supiste todo. Gracias por no cuestionar, por no llenarnos de preguntas ni reclamos! Tus palabras me emocionan y me hacen sentir bien y me aseguran que fue la elección correcta! Gracias por el apoyo! Te quiero! Silvi

      Eliminar
  4. Hermoso Pacho.....

    LLore cdo nacio Tatu, y me emociono al leer esto....

    Y Grosa Inti, que ino a enseñarte mucho, al igual que lo hizo el gran tatu..... Bien x mi cuñado que t ama mucho, y eso es lo que vale !!!
    Felicitaciones por la familia que formaron, pero fundamentalmente POR SIEMPRE RESPETARSE A UDS MISMOS, Y RESPETAR SUS IDEAS, Y llevarlas siempre a hechos...... Mas alla de aciertos y no..... Lo importante es que tienen el coraje para hacerlo, para arriesgar, y para poner en practica sus ideales.....
    Todos se llenan las bocas diciendo que harian lo que hacen ustedes, y la realidad es que todos pueden, y USTEDES LO HACEN !!!!!!

    Sos un gran orgullo como hma, como madre, como esposa, como amiga, como profesional, COMO PERSONA !!!!

    Y nunca pierdan esto, DE SEGUIR A SU CORAZON, EN LA BUSQUEDA DE LA VIDA......

    Besos y sabes QUE TE AMO CON LOCURA !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que grande Javotito!!!!! Gracias por el apoyo de siempre y por estar ahi cada vez que necesitamos! Te amo infinitamente!!!!

      Eliminar
  5. Leí muy atenta tu relato y te confieso que un par de veces se me piantó un lagrimon.
    Que alegria tan inmensa que las cosas se den así, tal como se sueñan o aún mejor.
    Considero que el parto en casa debe ir acompañado de un caracter especial de los padres, de una conexión espiritual muy profunda de la pareja, de mucha confianza y ante todo de VALOR!!
    El momento mas sublime que tuve en la vida fue tener a Pabli, creo que nada de lo que me pase de acá en mas se comparará con esa explosión de sentimientos que sentí dentro. Recuerdo q tenia ganas de llorar, de reír y de abrazar y ser abrazada. Indudablemente son cosas que un hospital no te dá pero si tengo un recuerdo de un momento tan hermoso luego de que naciera Pabli y es el momento en q fueron las 12 de la noche y un nuevo año se daba paso. Abrimos la cortina para ver la pirotecnia y mientras Carlos me daba su mano en silencio y mirabamos el espectaculo pabli tomaba la teta.
    Silvi, Javi, Tahiel e Inti ... Mucha felicidad!! La mas positiva de las energias para tan hermosa familia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Magda! Que lindo tu recuerdo! En casa o en hospitales la felicidad de ver a nuestro bebe es algo que no nos lo saca nadie! Te mando un beso enorme y nos vemos pronto!!!

      Eliminar
  6. haaaaaaaaaaaaaa dios¡¡¡ que maravilla tu relato... yo estoy a punto de que nazca león nahual me siento muy vulnerable y fuerte , me ayudo mucho leer tu experiencia (casa con fran y vendy)me vienen tantos miedos.. y estamos tan emocionados¡¡¡ libbera , mi hja tiene 4 años es una gran maestra en mi vida.. con ella no me anime.. ahora estamos listos¡¡¡ tu relato me hizo llorar tanto... gracias ... miles de gracias¡¡¡¡ abrazooooo y espero poder conocerlos¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrea! que lindo lo que decis y me emociona que mi relato te haya ayudado! Si! Sabes que podes, sabes que va a estar todo bien. Asi que a vivirlo y disfrutarlo! Te mando un beso grande y estamos en contacto!!!!

      Eliminar
  7. casi se me caen unas lagrimas, gracias por compartir tan hermosa experiencia llena de amor y de alegria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Lucina! Te mando un beso grande!

      Eliminar