11 de junio de 2017

Pintando el cielo

Los dias que pasamos en la escuela Acuarela del Sol, en Arequipa fueron especiales.
Hugo, su director, es una persona que no podes dejar de quererla desde el primer momento que la ves. Querendon, amable, siempre con las palabras justas de aliento y de confianza. Cuando lo conocimos, nos invito a que nos quedemos con nuestra casita en la escuela y le propuso a Tahiel participar de las clases de 3er grado.
Fue hermoso ver la emocion que tenia Tahi la noche anterior, que no se podia dormir pensando en que iba a tener nuevos compañeros. Ese lunes nos levantamos todos temprano y nos preparamos para acompañarlo en su primer dia de escuela en el viaje. Viviamos en la escuela asi que no podiamos llegar tarde. Asi fue que estabamos listos a horario cuando nos enteramos que ese dia se juntaban en la otra sede porque se iban de excursion a un museo. No teniamos tiempo de llevarlo porque teniamos que dar un taller a los chicos de secundaria. Que desilusion sentiamos de que se frustrara su primer dia de clases!

En eso llego Hugo y nos dice que un papa lo puede llevar. Le pregunto a Tahi si quiere ir, que tiene que preguntar por la maestra Elba y Tahi muy seguro dijo que si. Evidentemente sus ganas de tener esa experiencia eran muy fuertes y nos sorprendio a todos con la firmeza y tranquilidad que se fue. A partir de ese dia siempre volvio contento de la escuela. Hoy tuvimos quechua, hoy tuvimos danza, hoy Ingles! Siempre con nuevas historias, hasta invitaciones de cumpleaños hubo.
Queremos agradecer a toda la familia de Acuarela del Sol por darnos por unos dias ese compañerismo que solo existe en las escuelas. Gracias por ser nuestro patio por muchos dias y por despedirnos con tanto cariño. Ni Tahiel, ni todos nosotros olvidaremos los dias pasados con ustedes. Los juegos, las anecdotas, las tareas, el campamento! Los vamos a extrañar mucho!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario