12 de noviembre de 2017

Bienvenidos a la selva!!!

Seeelvaaa ruido de animales salvajes...
Después de unos días en Quito con la visita de la Abu Jesu, bajamos al oriente por Baeza, hacia Tena. Pasamos dos días en un lugar que se alza al borde de la ruta vía Talag. En los mapas de Google no figura ruta ni camino alguno,  en el mapa real el camino llega a la Laguna Azul. Allí hicimos #couchsurfing en lo de Diego, una casa a la cual aun le faltan todas las aberturas, pero que ha utilizado y reciclado todo lo que su dueño encuentra en el río y sus alrededores para construirla.  Desde el monte en la selva pudimos ver y escuchar una lluvia torrencial que duro mas de 8 horas como para que entendiéramos como es el clima en la jungla. Diego nos había advertido 'cuando acá llueve, llueve mucho'. Calor,  humedad,  lluvia,  calor humedad lluvia...


Al día siguiente fuimos nuevamente al río donde nadamos en piletones que se forman en las curvas  que zigzaguea el río.
De ahí salimos hacia Puerto Misahualli para encontrarnos con los monos en la calle. Y con el gran río Napo y las puertas hacia la amazonía.
Preferimos dejar la 'casita' en Quito y no tener que exponerla a subir a más de 4000 msnm para luego volver a subirlos en caminos que muchas veces son angostos y de subidas y bajadas pronunciadas. Así que solos, con el "Gran León", debíamos buscar lugar donde dormir y en esa búsqueda nos contáctanos con el Centro Recreacional Ecologico "Misahualli" a donde realizaremos un intercambio por la estadia.
 










No hay comentarios:

Publicar un comentario